Te enseñamos a prevenir los fallos mecánicos más comunes en los coches

“La tecnología no tiene palabra de honor” es un dicho común, sobre todo si
hablamos de automóviles. ¿Cuántas veces te ha fallado tu auto en momentos
importantes? ¿Cuántas otras no sabes qué le sucede?

A continuación te decimos algunas de las fallas frecuentes que suelen tener los automóviles.

1. Llantas

El consejo más obvio, pero no por eso menos importante, es tener cuidado en
dónde circulas para evitar los baches, en un asfalto en buenas condiciones y un
estilo de manejo relajado, llegan a durar unos 40,000 km. La rotación de las
mismas es fundamental, puedes aprovechar cualquier ocasión en la que tu auto
esté arriba de la máquina para hacerla y, en cuanto a la presión, depende
mucho del tipo de coche, que en promedio va de las 28 a las 36 libras. También
puedes poner atención en el sonido al rodar, el cual debe ser suave. Finalmente,
revisa periódicamente que los neumáticos no tengan abolladuras.

2. Problemas con los lubricantes

La falla que se muestra con más frecuencia es la fuga del aceite del motor.
Empieza a ser una gota esporádica que va creciendo a pasos agigantados hasta
dejar el asfalto totalmente manchado. Te recomendamos checar que el filtro esté
instalado correctamente y observar que las juntas del cárter estén correctamente
ajustadas. No debemos dejar de lado el anticongelante, recuerda que este
mantiene la temperatura del motor en niveles óptimos, el de la dirección
hidráulica y, no menos importante, el líquido de frenos que, al tenerlo en niveles
óptimos, le dará una mayor vida útil, sin mencionar que reducirás el riesgo de un
accidente. Dentro del manual de tu coche sabrás cada cuanto tiempo debes
cambiar cada uno de éstos, ya que varía bastante de uno a otro.

3. La batería descargada

Para evitar esto debemos mantener los polos libres de sarro y mantenerlos
limpios. Por otro lado, no debemos usar los instrumentos eléctricos cuando no
sea necesario o hacerlo cuando el motor esté apagado. En caso de que tu auto
se quede sin batería te recomendamos llamar a un experto para que la recargue
o, en su defecto, una solución muy a la mexicana es darle un buen empujón a tu
vehículo y arrancarlo en movimiento. Recuerda que esto último solo aplica para
los que tienen transmisión estándar.

En Money Motor te prestamos con base en el valor de tu coche para cualquier
tipo de emergencia. Obtén el capital sin que dejes de manejarlo.