Cómo Sobrevivir a la Cuesta de Enero

Ya llegó 2019 y dejamos atrás la cena de Navidad, la compra de regalos, la fiesta de
Año Nuevo y demás eventualidades con las que nos sorprende diciembre.
Desafortunadamente enero es uno de los meses más difíciles económicamente
hablando a causa de los gastos que arrastramos desde tiempo atrás.

¿Cómo hacemos que la cuesta no nos cueste?

Empecemos con una buena mentalidad. Todo tiene solución y en realidad no es el
fin del mundo, pero eso sí, deberemos apretarnos un poco el cinturón.
Te recomendamos hacer una lista de todo lo que gastaste en las fechas decembrinas
y elaborar una forma de pago adaptada a tus necesidades. Nunca vayas a tocar el
dinero que está destinado para las primordiales como pasajes, comida, renta,
etcétera. Por último, no compres cosas banales, lujitos o artículos que tal vez nunca
uses.

En caso de que hayas contraído deudas, la mejor opción siempre será liquidar
aquellas que te generen más intereses. Recuerda que mientras menor sea el interés
mayor será la parte que vas pagando del capital deudor.

Si nos ponemos vivos podemos aprovechar tres quincenas en un lapso
relativamente corto de tiempo. ¿Cuáles? La del 31 de diciembre, 15 de enero y 31 de
enero. Si las ahorramos, a fin de mes podemos tener tres depósitos juntos en uno
solo.

Además, si guardaste parte de tu aguinaldo, una parte de tu quincena y evitaste
gastos innecesarios, te aseguramos que ni recordarás que existe la dichosa cuesta.
En caso de que necesites ayuda para librarla, con nosotros puedes encontrar una
solución. Hacemos planes hechos a tus posibilidades. Te podemos prestar hasta el
75% del valor de tu coche y lo mantienes en tu poder.