La Guerra Contra el Huachicol y las Afectaciones a las Gasolineras

Hasta el día de hoy la lucha contra el huachicol es sin duda el reto más grande al que
se ha enfrentado el Gobierno Federal. Nadie se imaginaba cuánta era la cantidad de
hidrocarburos robada no solo por huchicoleros sino también por los llamados
criminales “de cuello blanco”.

Hasta el momento se han detectado 3 principales modalidades de robo:

1.- Bandas locales de narcotráfico y grupos locales de huachicoleros. Este método
consiste en construir edificaciones cerca de los ductos, donde se ordeña y se almacena
el combustible robado.

2.- Corrupción. Cada una de las estaciones de servicio están obligadas a recibir un
comprobante donde se especifica la cantidad y el monto de lo adquirido, lo mismo
para los almacenes de Pemex; sin embargo, se suele elaborar documentos apócrifos
donde en lugar de hacer una sola carga de la pipa cisterna se llevan hasta dos o tres
cargas por documento. Con este simple ejemplo podemos notar que se llega a robar
hasta el 66% del preciado líquido.

3.- Vía marítima. Es la menos común pero no deja de ser un delito. Por este medio, los
comúnmente llamados piratas, usan embarcaciones en las cuales abordan estaciones
de servicio fuera de operación donde se extrae el hidrocarburo. Inclusive se han
reportado asaltos en estaciones que están en función.

Poco a poco vuelve a la normalidad

A pesar de que los dos principales ductos que abastecen de combustible a la ciudad
permanecen cerrados y bajo resguardo del Ejército, lentamente las cisternas de las
estaciones de servicio van recuperando sus niveles normales. Según expertos en el
tema, el desabasto es inexistente, sí hay gasolina, lo único que hace lenta la
distribución son los nuevos métodos implementados para su transporte que poco a
poco van tomando un ritmo cada vez más acelerado y constante.

Cabe siempre recordar que no se trata de un robo cualquiera. El año pasado Pemex
registró pérdidas por más de $60,000 millones de pesos. Ante esta situación no pierde
el Gobierno, pierde México.

¿Qué opinas de la lucha contra el huachicol? ¿Estás de acuerdo con la estrategia?