Qué Hacer Antes, Durante Y Después De Comprar Un Coche Seminuevo

Comprar un coche de segunda mano nunca será una mala opción siempre y cuando nos acompañemos de una persona que sepa del tema. Adquirir este tipo de vehículos tiene ciertas ventajas, como el precio o la rapidez de la entrega; sin
embargo, los compradores no tenemos en mente cuánto vamos a gastar una vez que nos lo adueñemos.
A continuación te daremos el listado de los gastos más recurrentes que solemos hacer después de tenerlo.

Primero que nada, el pago de derechos, el cual tenemos que hacer para el cambio de propietario del auto ante la tesorería, que cuesta $301.50 en la CDMX. Antes de obtener tu vehículo, recuerda ir acompañado de alguien que sepa de mecánica, de lo contrario puedes resultar engañado y comprando algo inservible, lo que terminará costándote mucho más de lo que piensas. Si corremos con suerte, además del gasto anterior y suponiendo que el coche esté en buenas condiciones, solo tendremos que pagar una revisión de rutina sobre el estado mecánico del mismo, del motor, niveles de lubricantes, llantas, frenos,
etcétera. El precio de este rubro será muy variable, ya que depende mucho si lo
llevas a la agencia o con tu mecánico de confianza.

En la CDMX y zona conurbada contamos con un servicio gratuito por parte de la
Procuraduría General de Justicia de la CDMX, en el que nos informan sobre el estatus legal del automóvil, que no tenga antecedentes de crímenes realizados en él o algún reporte de robo, para no caer en una acción ilícita. En esta liga puedes ver el estatus del auto:
https://comprasegura.pgj.cdmx.gob.mx/comprasegura/pgjdf/inicio/inicio.jsp

Antes de efectuar la compra debes asegurarte que los pagos vayan al corriente. Te recomendamos que lo adquieras con la tenencia ya pagada del año en curso. Recuerda que si el valor del coche es menor a $250,000.00 pesos solo pagarás el
refrendo de la tenencia, el cual es de $529.00 pesos.

Ya que el automóvil es nuestro, te recomendamos llevarlo a la agencia o al taller
para que le den una revisión general, la cual te puede costar desde los $550.00 pesos, contando con el chequeo de las piezas que se desgatan más como las balatas, bandas, lubricantes, llantas, soportes de motor, entre otras.

También tenemos la famosa verificación vehicular, en auto típico, de combustión y que no sea de años recientes, tendrás que hacer este pago dos veces al año, el cual cuesta al día de hoy $497.00 pesos. El precio sube poco a poco año con año, y es fundamental tenerlo previsto para el futuro. En caso de que no verifiques en los meses que te toca y te hayas atrasado, te harás acreedor de una multa de $1,612.00.

Tener tu auto asegurado ahora es obligatorio por ley. Necesitas al menos un seguro que responda por daños a terceros, que es el de responsabilidad civil, esto de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). El costo anual de este tipo de seguros va a partir de $4,213.00 pesos.

En Money Motor encontrarás una opción diferente en préstamos por tu coche, no necesitas aval ni revisamos Buró y, lo mejor de todo, es que no dejas de manejarlo.