El Aumento En El Peaje De Las Casetas

El pago del peaje de las casetas de cobro en las autopistas siempre ha sido
tema de revuelo en nuestro país, puesto que en la mayoría de los casos son
elevados. Para echarle más sal a la herida, el pasado 7 de septiembre de 2018
dichas cuotas elevaron su precio, lo que enojó a muchos mexicanos.

El incremento abarca aproximadamente veinticinco puntos, de los cuales dos
nos afectan a los chilangos: en la México–Querétaro hubo un alza del 12%,
teniendo que pagar ahora $166, y en la México–Puebla el aumento fue del 17%,
con lo cual el peaje quedó en $67.

En tanto, para los que gustamos de salir de vez en cuando los fines de semana
de la ajetreada Ciudad, la autopista La Pera–Cuautla no se salvó y tuvo un
incremento de 18%, lo que da como resultado que ahora tenemos que pagar
$64. Cabe mencionar que esta última fue la que tuvo el alza más elevada.

El Artículo 11º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos nos
dice: “Todo hombre tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar
por su territorio…”, lo que resume lo que algunas personas llaman “el libre
tránsito”, por lo que no les parece justo el peaje dentro del territorio nacional.

Pero, aún así, ¿por qué tenemos que pagar por transitar en nuestro país? La
respuesta es muy simple y no es que exista algún tipo de laguna en el Artículo.
El Reglamento de tránsito en Carreteras y Puentes de Jurisdicción Federal dice
que “los conductores que decidan utilizar las vías federales de acceso
controlado deberán cubrir el pago correspondiente en las casetas instaladas
para el efecto”.

Debemos tener en mente que no todas las autopistas bajo la jurisdicción federal
son hechas con el 100% del capital de la nación, sino que en la mayoría de los
casos empresas particulares intervienen e invierten en la construcción de dicha
infraestructura, por lo cual también esperan algún retorno de inversión.

También es de nuestro conocimiento que con los ingresos captados por el pago
de peaje se elaboran los trabajos de mantenimiento para dichas autopistas,
además, la parte buena, es que al circular por este tipo de vialidades contamos
con un seguro que nos es otorgado por el simple hecho de hacer uso de ellas.

Con Money Motor no solo obtienes el capital que te hace falta, sino que
mantienes tu coche y sigues disfrutando de él.