¿Llenar Tus Llantas Con Nitrógeno? Conoce Los Beneficios

Como todos sabemos los neumáticos son una parte fundamental del coche, sobre
todo si hablamos de seguridad. Mantenerlos en buen estado, rotarlos continuamente
y tenerlos a una presión adecuada debería ser una obligación, ya que es un tema en
el cual está en riesgo nuestra integridad.

La mayoría de nosotros les echamos aire y les medimos la presión en las
gasolineras, pero cada vez es más frecuente escuchar que hay conductores que les
ponen nitrógeno.

El aire común está compuesto con 78% de nitrógeno, 20% de oxígeno y el resto de
otros gases. Este elemento es bueno, en general, para las llantas, pero al parecer el
nitrógeno es mejor y aquí te decimos por qué:

– Las llantas están hechas para trabajar perfectamente bien con el aire que
existe en el ambiente; sin embargo, el nitrógeno se escapa mucho más lento,
por lo que no tendrás que ocuparte tan seguido de regular la presión.

– Aunque el nitrógeno alcance temperaturas muy altas no expulsará vapor de
agua, por lo que los rines no se van a oxidar, ya que no estarán presentes los
elementos químicos necesarios para que pase.

– Debido a las propiedad de este gas, los neumáticos no se deforman ni se
contraen con el incremento de la temperatura, lo que hará que el desgaste
sea uniforme y, por lo tanto, duren más tiempo en buenas condiciones.

Obviamente, al tratarse de un gas puro que no está mezclado como el aire, inflar las
llantas nos va a costar unos cuantos pesos de más. El precio promedio en la CDMX es
de alrededor de 100 pesos por las 4 llantas; sin embargo, a largo plazo es una buena
inversión, puesto que de esta manera le daremos a los neumáticos una vida útil más
duradera y no tendremos que cambiarlos tan seguido.

En Money Motor te prestamos aunque estés en el Buró de Crédito. Recuerda que
hacemos planes financieros hechos a tu medida.